TIPOS DE HORMIGÓN

Dentro de los tipos de hormigón, estos pueden estar agrupados con respecto a sus propiedad ya sean generales, de resistencia, por endurecimiento,  y docilidad.   

Con respecto a los tipos de hormigón, básicamente mencionare el hormigón en masa y el hormigón estructural.

 
  • El Hormigón en Masa
El Hormigón en Masa es aquel que se vierte directamente en moldes previamente preparados y dan macizos sometidos a esfuerzos de compresión, dentro de los cuales podemos encontrar:
    •  Hormigón Normal: Es el material obtenido al mezclar cemento portland, agua y áridos de varios tamaños, superiores e inferiores a 5mm, es decir grava y arena.
    • Hormigón Ciclópeo: Se realiza añadiendo piedras más o menos grandes, a medida que se va hormigonando.
 
    • Hormigón Percolados: El árido es colocado en seco, sobre el concreto obteniendo el hormigón.
 
    • Hormigones Ligeros: Obtenidos a partir de áridos ligeros, (escoria, vermiculita, corcho, paja, entre otros) dando un hormigón de poca densidad, se conoce también como hormigón de áridos orgánicos.
 
    • Hormigón Celular: Se obtiene incorporando a la mezcla aire y otros gases derivados de reacciones químicas resultando un hormigón de baja densidad.

  •  Hormigón Estructural

El conocimiento de la forma de trabajar del hormigón estructural hace que el profesión pueda emplear el hormigón, un material frágil cuya resistencia a tracción es muy pequeña, para construir elementos estructurales resistentes y dúctiles.
 
Dentro del hormigón estructural podemos encontrar los hormigones armados y los hormigones pretensados, los cuales son el  resultado de la inclusión en su masa de barras o alambres de acero para compensar la baja resistencia del hormigón a tracción.

 
    • Hormigón Armado: En su interior tiene armaduras de acero, sin previa tracción, es decir es un hormigón reforzado por armaduras pasivas, que pueden estar constituidas  por barras corrugadas, mallas electrosoldadas y armaduras básicas electrosoldadas en celosía.  Son armaduras pasivas las que  sufren tensiones cuando se carga el elemento de hormigón al que refuerzan.
  
 
Figura Nº 17 - Hormigón Armado (Web)

 
 
Este hormigón es apto para resistir esfuerzos de compresión y tracción, es el hormigón más habitual.


 
De igual forma podemos encontrar el Hormigón Pretensado  y Post-tensado, el que también cuenta en su interior con una armadura de acero especial sometida a tracción. Es decir es reforzado por armaduras activas, las cuales pueden ponerse en tensión antes o después del vertido y endurecimiento del hormigón.
Si las armaduras son sometidas a tensión antes del vertido y endurecimiento del hormigón se le denomina hormigón pretensado.
  • Hormigón Pretensado: La idea básica del hormigón pretensado, es someter a compresión al hormigón antes de cargarlo, en todas aquellas áreas en que las cargas produzcan tracciones. El hormigón fraguado se adhiere a las barras, y cuando la tensión se libera, es transferida hacia el hormigón en forma de compresión por medio de la fricción.
Los Elementos pretensados pueden ser elementos balcón, losas de piso, vigas de fundación o pilotes.
Si las armaduras son sometidas a tensión una vez que el hormigón ha adquirido su resistencia, se denomina hormigo post tensado
  • Hormigón Post-Tensado: Se denomina hormigón post-tensado, al que es sometido después del vertido y fraguado, a esfuerzos de compresión por medios de  armaduras tensadas una vez que el hormigón ha adquirido su resistencia característica.
La ventaja del post tensado consiste en comprimir el hormigón antes de su puesta en servicio, de modo que las tracciones que aparecen al flectar la pieza se traducen en una pérdida de la compresión previa, evitando en mayor o menor medida que el hormigón trabaje a tracción, esfuerzo para el que no es un material adecuado.
El hormigón post-tensado se utiliza en la construcción de puentes, siendo prácticamente imprescindible en los sistemas de construcción.
 
Información trascrita del Compendio de Tecnología del Hormigón de Hernán Zabaleta, del Instituto Chileno del Cemento y del Hormigón, 1998. Reedición actualizada Mayo 1992.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario